31 de diciembre de 2008

Conversaciones con Luis, reflexiones

I
Ahora se escriben sólo artilugios verbales en lugar de poemas, de verdaderos poemas. Es necesario no caer caer en esa forma fácil de "hacer poesía" en la que toda enunciación vale, a despecho de la tradición. Además, la Poesía es presente, se vive, fluye dentro de los verdaderos poemas. Debemos estar atentos a las palabras una vez y otra, confiar en el lenguaje, transgredirlo, reformarlo, dejar que la Poesía surja de la cotidianidad. La Poesía nunca está sobre ella, es cotidianidad. La Poesía es siempre contemporánea a todos y a todo.

II
La Poética más honesta es la nacida en el seno de nuestra individualidad. Lo colectivo, entendido esto como lo que perturba nuestra interiorización del mundo, no es saludable en la medida en que no mueva a mejorar la sensibilidad.

30 de diciembre de 2008

La Luna, de Jorge Luis Borges

A María Kodama

Hay tanta soledad en ese oro.
La luna de las noches no es la luna
que vio el primer Adán. Los largos siglos
de la vigilia humana la han colmado
de antiguo llanto. Mírala. Es tu espejo.

Jorge Luis Borges

Pequeño exabrupto por la pérdida de mis separadores

Hoy perdí mis separadores de libros. Los he buscado debajo de la cama, de las piedras, de la taza del baño, en la taza del baño. Y nada, alguien se los comió, alguien, decidido, los mandó al olvido de la casa, el lugar elegido por mí para su espera eterna. ¿Cómo recordar sus colores, invitándome, continuamente, a adquirir más libros, más trozos de árboles? ¡Ah! Pero existe un Dios, lo veo llegar, llagar las manos de los que robaron mis separadores. Seré vengado a pesar de las malas acciones cometidas durante el año, tiempo que dura entre este parpadeo y el tuyo, seré recompensado con otros nuevos y gratuitos separadores de libros.

27 de diciembre de 2008

La Linda Pelirroja, de Apollinaire

Heme aquí ante todos un hombre de buen sentido
Que conoce la vida y de la muerte lo que un ser vivo puede conocer
Que ha experimentado los dolores y las alegrías del amor
Que supo a veces imponer sus ideas
Que conoce muchos lenguajes
Que no ha viajado poco
Que ha visto la guerra en la Artillería y en la Infantería
Herido en la cabeza trepanado bajo el cloroformo
Que perdió sus mejores amigos en la espantosa lucha
Sé de lo antiguo y de lo nuevo tanto como un solo hombre puede saber de ambos
Y sin inquietarme hoy por esta guerra
Entre nosotros y para nosotros amigos míos
Juzgo esta larga querella entre la tradición y la invención
Entre el Orden y la Aventura
Vosotros cuya boca está hecha a imagen de la de Dios
Boca que es el orden mismo
Sed indulgentes cuando nos comparéis
Con aquellos que fueron la perfección del orden
Nosotros que buscamos por todas partes la aventura

No somos vuestros enemigos
Queremos brindarnos vastos y extraños dominios
Donde el misterio en flor se ofrece a quien quiere tomarlo
Hay allí fuegos nuevos colores jamás vistos
Mil fantasmas imponderables
A los cuales hay que dar realidad
Queremos explorar la bondad comarca enorme donde todo calla
Está también el tiempo que es posible perseguir o hacer retornar
Piedad para nosotros que combatimos siempre en las fronteras
De lo ilimitado y del porvenir
Piedad para nuestros errores piedad para nuestros pecados
Aquí llega el verano la violenta estación
Y mi juventud murió como la primavera
Oh Sol es el tiempo de la Razón ardiente
Y yo espero
Para seguirla siempre la forma noble y dulce
Que toma para que a ella solamente la ame
Ella llega y me atrae como a un hierro el imán
Tiene el aspecto encantador
De una adorable pelirroja
Sus cabellos son de oro se diría
Un bello relámpago que dura
O esas llamas que se pavonean
En las rosas té que se marchitan

Pero reíd reíd de mí
Hombres de todas partes sobre todo los de aquí
Porque hay tantas cosas que no me atrevo a deciros
Tantas cosas que no me dejaríais decir
Tened piedad de mí

Apollinaire

24 de diciembre de 2008

Working Progress, a la deriva

1
En
este instante todo puede suceder,
debajo del puente el río mece mis ojos
y adormece mi ceguera de raíz.
En este instante todo puede suceder,
me encuentro en el mismo sitio, buscando
a la que continuamente se escapa.
En este instante todo puede suceder,
me dirijo de un punto a otro, pero no sé
por qué razón me mantengo en pie.
No puedo detener estas palabras
que obstruyen el cierre de mi equipaje.

2
Todo
en este instante puede suceder: el río mece los ojos
y mi ceguera de raíz se adormece.
Todo en este instante puede suceder: estoy en el mismo sitio,
buscando a la que continuamente se escapa.
En este instante todo puede suceder: voy de un punto a otro,
pero no sé realmente por que me mantengo en pie.
Todo en este instante puede suceder:
los mares obstruyen el cierre de mi equipaje.

3
En este instante todo puede suceder:
el río mece en sus brazos los ojos
y adormece mi cegera de raíz.
Estoy en el mismo sitio, buscando
a la que continuamente se escapa.

En este instante todo puede suceder: voy de un punto a otro,
pero no sé realmente por que me mantengo en pie.
Y ya lo lamento.

Todo en este instante puede suceder:
el óxido obstruye el cierre de mi equipaje.

4
En este instante todo puede suceder:
el río mece en mis brazos sus ojos
y adormece mi ceguera de raíz.
Estoy en el mismo sitio, buscando
a la que continuamente se escapa.

En este instante todo puede suceder:
voy de un punto a otro, pero no sé
realmente por que me mantengo en pie.

Todo en este instante puede suceder:
el óxido obstruye el cierre de mi equipaje.

11 de diciembre de 2008

Work in Progress, rutina

Un día me levantaré, como siempre, y frente a la puerta me preguntaré para qué todo esto: para qué dejar mi frente bajo la mirilla de la puerta y hacer vacilar las sílabas, para qué las puertas al campo, para qué la poesía. Por la mañana habré de despertar, como siempre, y estarán sobre la mesa el vaso de leche, el pan tostado, la mermelada y un par de ojeras en el cuchillo. Por la tarde el desamparo lluvioso al salir de la oficina me hará esperar impaciente, torpe e inaudible. Por la noche, como siempre, no podré sostener mi cuerpo y mi boca estará seca de tanto callar. Ya en la madrugada tendré sueños mezquinos, nidos de pájaros salvajes, ladridos de perros que despertarán a los vecinos, nunca a mí. Un día me levantaré, como siempre, y miraré mis brazos antes de abrir la puerta y nada habrá de mí.

Madrid, 2008

8 de diciembre de 2008

Work in progress, Ejercicios de disolución

Nos separamos
como concha y almeja,
se va el otoño
Matsúo Basho

Quiero hablar de algo que no es nuevo, que incluso se ha dicho bastante y que además, ya ha pasado su tiempo. Nsotros, los latinoamericanos, tenemos un ansía por buscarnos, por arroparnos en culturas tan antiguas como la europea, idealizándola, creyéndo que esta contiene el secreto que nos desvelará. Muchos latinoamericanos, desde mi punto de vista, asisten a Europa fascinados con la majestuosidad de las ciudades, embelesados con la personalidad de sus intelectuales y exponentes artísticos, pues como un escritor mencionó, "ser europeo, es ser universal, cosmopolita", pero el europeo no se siente universal, no se siente cosmopolita.

El europeo se siente profundamente arraigado con el área geográfica donde ha nacido, ese es el lugar idóneo para él, nunca otro. El latinoamericano, deseoso de un padre, de ser reconocido, mira a europa, o cree mirar, en sus pares y trata de dialogar con ellos, fracasando en la mayor parte de sus intentos, por esa pasión europeísta, no europea. En algunas comunidades europeas se pueden observar modernos guetos construidos en torno a grupos de inmigrantes quienes construyen o tratan de re-crear sus poblaciones de origen, sincretizándo en el proceso lo periférico y más sonoro del europeo. A veces, este sincretismo se mezcla en lo absurdo, uniendo la cutura del rechazo y el fin utilitario, se aceptados. Lo superficial es, en muchas ocasiones, lo único que está al alcance de las masas. El latinoamericano en eurpa también, es preciso decirlo, algunas veces se siente superior a sus pares de origen por el hecho de estar en contacto con su parte perdida, he aqui la unión superficial. Pero la verdad europea, si se es observador, pronto le será desvelada, mas, en muchas ocasiones, la niega y pierde una oportunidad única, la de re-inventarse, re-crearse mediante la ordenación y contraste de sí y los otros...

Fragmento encontrado en una exposición

Los cambios de cultura, clima, idioma, dieta e incluso de personalidad hacen de la identidad una cuestión más compleja, más permeable, menos radical y más minoritaria, tan minoritaria, al punto de la individualidad.

Work in progress, Ejercicios de disolución

Sentí, en la última página, que mi narración era un símbolo del hombre que yo fui, mientras la escribía y que, para redactar esta narración, yo tuve que ser aquel hombre y que, para ser aquel hombre, yo tuve que redactar esa narración, y así hasta lo infinito [...]

Borges, El Aleph

2 de diciembre de 2008

Sobre el tiempo presente, de José Ángel Valente

Se freres vous clamons, pas n'en devez.
Avoir desdaing, quoy que fusmes occis
Par justice.
(Ballade des Pendus)

Escribo desde un naufragio,
desde un signo o una sombra,
discontinuo vacío
que de pronto se llena de amenazante luz.

Escribo sobre el tiempo presente,
sobre la necesidad de dar un orden testamentario a nuestros gestos,
de transmitir en el nombre del padre,
de los hijos del padre,
de los hijos oscuros de los hijos del padre,
de su rastro en la tierra,
al menos una huella del amor que tuvimos
en medio de la noche,
del llanto o de la llama que a la vez alza al hombre
al tiempo ávido del dios
y arrasa sus palacios, sus ganados, riquezas,
hasta el tejo y la úlcera de Job el voluntario.

Escribo sobre el tiempo presente.

Con lenguaje secreto escribo,
pues quién podría darnos ya la clave
de cuanto hemos de decir.
Escribo sobre el hálito de un dios que aún no ha tomado forma,
sobre una revelación no hecha,
sobre el ciego legado
que de generación en generación llevará nuestro nombre.

Escribo sobre el mar,
sobre la retirada del mar que abandona la orilla
formas petrificadas
o restos palpitantes de otras vidas.

Escribo sobre la latitud del dolor,
sobre lo que hemos destruido,
ante todo en nosotros
para que nadie pueda edificar de nuevo
tales muros de odio.

Escribo sobre las humeantes ruinas de lo que creímos,
con palabras secretas,
sobre una visión ciega, pero cierta,
a la que casi no han nacido nuestros ojos.
Escribo desde la noche,
desde la infinita progresión de la sombra,
desde la enorme escala de innumerables números,
desde la lenta ascensión interminable,
desde la imposibilidad de adivinar aún la conjurada luz,
de presentir la tierra, el término,
la certidumbre al fin de lo esperado.

Escribo desde la sangre,
desde su testimonio,
desde la mentira, la avaricia y el odio,
desde el clamor del hambre y del transmundo,
desde el condenatorio borde de la especie,
desde la espada que puede herirla a muerte,
desde el vacío giratorio abajo,
desde el rostro bastardo,
desde la mano que se cierra opaca,
desde el genocidio,
desde los niños infinitamente muertos,
desde el árbol herido en sus raíces,
desde lejos,
desde el tiempo presente.

Pero escribo también desde la vida,
desde su grito poderoso,
desde la historia,
no desde su verdad acribillada,
desde la faz del hombre,
no desde sus palabras derruidas,
desde el desierto,
pues de allí ha de nacer un clamor nuevo,
desde la muchedumbre que padece
hambre y persecución y encontrará su reino,
porque nadie podría arrabatárselo.

Escribo desde nuestro huesos
que ha de lavar la lluvia,
desde nuestra memoria
que será pasto alegre de las aves del cielo.
Escribo desde el patíbulo,
ahora y en la hora de nuestra muerte,
pues de algún modo hemos de ser ejecutados.

Escribo, hermano mío de un tiempo venidero,
sobre cuanto estamos a punto de no ser,
sobre la fe sombría que nos lleva.

Escribo sobre el tiempo presente.

José Ángel Valente, Entrada en materia, Cátedra, Madrid 2005

30 de noviembre de 2008

Los Nicolaítas, de José Ángel Valente

Esto tienes, empero, que aborreces las obras
de los nicolaítas, que yo también aborrezco.

Juan, A la iglesia de Éfeso

Los reconocerás porque llevan siempre una oreja portátil y una lengua subsidiaria y reptante. Los reconocerás por la tenue palidez de sus segundas manos y el escondido sobresalto que a veces les produce una mirada. Les gustan las comidas concertadas, las fechas y la relación general con hombres públicos. Se alimentan con tres clases de humos. Veneran a Baal, como es sabido. La piedad es su forma de impiedad más segura. Tienen criterios, normas, islas y archipiélagos. Pueden reproducirse por esporas. De la reversibilidad del sí y del no obtienen memorables beneficios. Podrían ser necrófagos, mas no hay de ellos prueba irrefutable. Los signos del poder establecido les suelen producir un hipo breve o cortos derramamientos convulsivos. Sienten predilección por las banderas, por la competición y el éxito. Practican tres deportes y carecen de brazos naturales. Algunos de ellos son altos, fofos y fragantes. Éstos ocupan puestos secundarios y se utilizan de relleno en actos y en salones. Llevan cartas de recomendación y apoyo en tubitos métalicos adaptados al recto. También los reconocerás en cuanto dice de ellos relación con los ídolos. Y puesto que han llegado a poseer la tierra, sabemos hoy, filioli, camaradas, hermanos, que su tiempo de destrucción está cumplido.

José Ángel Valente, Entrada en materia, Cátedra, Madrid 2005

26 de noviembre de 2008

Biografía sumaria, de José Ángel Valente

Hizo tres ejercicios
de disolución de sí mismo
y al cuarto quedó solo
con la mirada fija en la respuesta
que nadie pudo darle.

José ángel Valente, Entrada en materia, Cátedra, Madrid 2005

18 de noviembre de 2008

Work in progress: en algún punto

I

En algún punto de Cien Años de Soledad, Gabriel García Marquez dice que nadie pertenece a un lugar específico hasta que tiene un muerto bajo tierra. Si lo anterior es cierto entonces somos de cualquier lado, de todos lados. Lo que equivale a decir que somos de ninguna parte. En una mejor observación el muerto bajo tierra no es otro que nosotros. Si bien mi interpretación puede ser exagerada, nada invalida lo que digo. Y el muerto que nos hace pertenecer a un determinado lugar siempre hemos sido nosotros mismos.

Cuando uno se va de casa a veces vuelve, vuelve para reencontrarse consigo mismo, para revivir a los muertos y conversar con Melquiades y contemplar como nos difuminamos al paso del tiempo. Sin embargo, siempre queda algo inconcluso, algo que permanece y crea esa conexión con el pasado. No atreverse a reconocer esa conexión es renegar de uno mismo, traicionarse. Pocos vuelven en realidad para erigir un altar a la memoria de lo que fueron y recordar lo que son. Olvidarlo todo, es olvidarse de sí mismo durante un largo periodo, para luego, en el momento preciso, recordar lo importante y hacer que el tiempo mismo nos redima.


II

Si ser conciente es no estar en el tiempo, como dice Eliot, entonces buscar en la conciencia es desear la redención temporal. No dejarla en manos de algo tan ágil como lo es el tiempo. ¿Qué conocimiento realmente nos redime? ¿El científico, el poético? El conocimiento poético nos devuelve nuestra existencia . Mientras que el otro, el científico, nos hace andar con dudas: ingrávidos, nada es sólido ante su mirada.

III

¿Por qué escribir estas disgreciones? Ahora, después de tanto, pienso en esto  y, como Nezahualcóyotl, a mi mismo me desgarro.  Me desagarra recordar lo que abandoné o me dejó y que ahora deseo recuperar.

Sé tanto de ti
como no quiero saber,
sin embargo te exijo, al nombrarte,
la memoria que desprecio.

Work in Progress, al salir del cine

1
Ya no existe el futuro. El presente es tan abrumador que no podemos soportarlo, como lo dice Eliot. No podemos soportar el exceso de realidad. El futuro es ahora una palabra, un concepto, imagen radical: violencia. Hoy nada es aceptado. Eso es lo único certero. La idea del mundo no se basa en el progreso sino en la muerte. ¿Cuáles certezas? Nada hay en lo económico, o laboral, o familiar. Nada junto al juicio devastador de la física, o de la medicina, o de la misma tecnología a quien se confió el porvenir. Todo es bruma. Pero los monstruos ya estaban dentro.

2
La salvación está en el arte, en la Poesía. El poeta, con su particular visión del mundo, encuentra esperanza, certeza, un significado en la carencia. La poesía interioriza al mundo. He aquí la desmesura de la fiesta:  correrías y correrías, un ansía por lo ágil no ha dejado carentes del ideal estético. Lo grotesco reina, establece leyes: caos.

Lo fundamental es la búsqueda de significados. Una búsqueda que no devuelva la emoción. No cualquiera  (estamos cansado de las fiestas hedonistas), sino una elaborada de pureza. En la Poesía el significado se encuentra en estado puro, por tanto, para liberarnos, habrá que ir hacia ella.

16 de octubre de 2008

Ebrío de tanta luz..., de Baudelio Camarillo

Ebrio de tanta luz, a ciegas casi,
avanzo hacia tu cuerpo.
Un mediodía de espejos te refleja desnuda.
Soy la sombra del árbol donde tus aguas pasan.
Soy la oscura presencia que te habita un momento,
sólo un breve momento
porque luego
cuando cierras los ojos y yo caigo hasta el fondo
la sombra se diluye:
de lo hondo de tu cauce
también brota la luz.

Baudelio Camarillo, La noche es el mar que nos separa, Ediciones la Rana; México, 2005

14 de octubre de 2008

Working Progress, Ítaca

Claro... Ítaca... No dónde queda... eso ya lo sé... ni siquiera dudar de ello, de su localización... no reclamarle nada... es sólo Ítaca, pero, un espíritu tan laxo como el mío olvida las lecciones recibidas.

10 de octubre de 2008

Tentativas por Construir una Poética

El ejercicio de la Poesía debe ser visto como un trabajo por parte del creador, como un esfuerzo de la inteligencia y no como una actividad de ocio. Mirar el espacio poético como un esparcimiento es mandar la actividad poética hacia la inutilidad, a la carencia de sentido y, por ello mismo, a las creaciones dedicada al olvido. Quien mira a la Poesía de esta manera está destinado a perderse en la inutilidad. Poesía es el esfuerzo de la pérdida, un ahondamiento en el sentido.

8 de octubre de 2008

Europa


















Europa, ser europeo, partícipe de esta región, invitado excéntrico de su cultura a veces hegemónica.

Este lenguaje, mío por vía impositiva, esta forma, estos rasgos, son míos, tan míos en la medida en que los niego. Esta cultura, esta Europa, se encarna en mí en la medida en que la rechazo.

México, América, el extrarradio, adquiere ahora su particular fisonomía en la medida en que me alejo, en que estamos separados, en la medida en que su ausencia me revela su particular, real naturaleza; mientras más europeizado sea o descubra ser, más se acentúa mi carácter americano, hijo del extrarradio. Y mientras a nadie importe el extrarradio, seré libre para desarrollarme, reflexionando sobre la patética imitación de lo otro.

22 de septiembre de 2008

Tentativas por construir una Poética

- Poetworking in Progress -

¿Cómo separar a la Poesía de lo que no lo es Poesía, su función renovadora, vital? Para ser, como dice Zambrano, su amante irredento, el obsesivo que busca su perdón, su voz que le nombre como un provilegiado. Por ello busca, el poeta, ser lo más puro, o ser, verdaderamente puro para agradecerle así a su amante -madre, diosa implacable. El poeta piensa sus acciones en torno a esos favores, hacía la búsqueda de redención ¿Cómo lograrlo? Existen tantos distractores en el mundo que parece imposible estar siempre alerta para atender el llamado, si es que éste llega o está destinado a él, pues, el poeta no elige, no tiene elección en su fatalidad, ella, la Poesía, toma la iniciativa quién decide cual es su transmisor.

¿Qué actos son impuros? Nadie lo sabe con certeza. Nos movemos a fuerza de intuición, mediante la observación de los resultados y la comprobación tácita de estos. A veces, nos sorprende el hallazgo de la voz, tímidamente dibujada en un verso, en una espalda blanca... en un sonido que más que sonido es silencio y entonces creemos ir por lugares correctos, estar tocando las notas adecuadas; sin embargo, ¿Quién nos indica que estos indicios no son más que tretas para juzgar nuestra fidelidad? El verdadero poeta lo sabe, o lo sabrá con el tiempo, dentro de sí, contiene la respuesta.

20 de septiembre de 2008

Work in Progress, DEA

Estos dos años han sido un cambio total en mi forma de vida, en mis pensamientos, en la forma en que solía afrontar las cosas. Algo queda, cierto. Pero he aniquilado las formas. ¿Quién no lo habría hecho con una experiencia similar? He conocido a personas que me han dejado marcado para toda la vida. Experiencias totalmente nuevas y renovadoras. Ha terminado la primera fase del doctorado, uno de los propósitos que me trajeron a España. Estoy exhausto. Mis energías, físicas, mentales y emocionales, están casi agotadas. Ahora con la posesión del DEA es momento de reflexionar si seguir adelante con este proyecto hasta la Tesis, o bien, girar hacía otro lado. Igual, quedarme o no en Madrid. ¿Qué queda ahora?... ¿Qué queda? Reconstruir los daños... retornar a México... no lo sé... esto ha superado con mucho mis expectativas.

P.D. : le agradezco a todos los que han seguido este trayecto, a mis padres con su apoyo incondicional, a mi hermana y a Briseida, tú padrino te extraña mucho; a mis amigos mexicanos, Beatriz Ríos, cómo olvidar la acogida en tu casa; a Ernesto Peña, a su mujer, Nayelí; A Daniel; a mis queridísimos hermanos latinoamericanos, Alejandra Segura, su esposo Gonzalo, sus amigos, Cristian (Yupi!), Manuel, de Chile; al "parcero" Gustavo A. Isaza en donde quiera que esté... ¿Barcelona?; A Sandra, cómo olvidar tu calidez colombiana, cómo, siempre quedará un café; y al querido José de Jesús, de panamá. A los "principes" dominicanos, Edward Nuñez, (y su familia de San Sebastián) y Toribio Rodriguez; a Victor Osorio, otro chileno; y otro dominicano... Sandro Medina, mi primer contacto en Madrid, a Mar, mi perdido y recuperado contacto de la UPSAM, a Joyanes, a mi tutor, Luis RB, cómo, Luis, casi no llego, gracias; y a Parra, cómo olvidar ese primer encuentro con Parra... 24 de Octubre del 2006...

Y desde luego los otros: Sergio y las interminables noches en vela, ¿recuerdas nuestras conversaciones? Yo nunca las olvidaré, gracias por mostrarme Sevilla; a Patxi, !eh!, nuestro encanto Norteamericano, ¿recuerdas Barcelona, Madrid? Mis vecinos de Puentedeume, de Arguelles; Jóse... ya casi me cortas el pelo como te digo... ;)... eh!, que no quiero perder el Encanto Americano!; a Luis, el pata, a Juan, otro pata, ambos del Perú; lástima que ya no los vea, a Maribel del Perú, Alejandra de Venezuela, lástima igualmente, a Jose, gerente de grupo Inmark, del Perú, gracias por los consejos, y a Gerardo, de la misma empresa; a los amigos de la calle Casteló, Leo, Javi, Alex, no cojas un virus en Bali, tío!, jajaja, chido one, tío; a Cristian...

Y claro, los inevitables, los malos tragos: Celinda, Luis, otro luis, Pamela, algunos profesorcillos de la UPSAM; alguna gentuza de alquiler de pisos de Madrid, algunos poetillas de Madrid, de México, de anywhere, algunos otros de la calle, eh! que no soy sudaca, soy norteamericano!...

A los poetas: Luis Luna, principalmente Luis, él sabe por qué, Cena, gran cambio poético, a Lourdes, Vanessa, Julio, Mary, gracias por el consejo Mary...

Y, del otro lado del charco: Fernando, amigo, muchas gracias, gran poeta; Baudelio, una gran persona y enorme poeta; Alejandra, igual, cómo, Ale, cómo; Mauricio, gran incondicional, thank's canadian friend, jejeje, viva el Rock; Ave, gracias por estar ahí cuando lo necesité...

y a los que deben, pero por razones de mi laxa memoria no están, gracias.

15 de septiembre de 2008

Poetworking in progress

Arriesgarlo todo por la Poesía...
Arriesgarlo todo...
¿Vendrá el piadoso arrepentimiento?
Arriesgarlo todo...
Ser Poeta, plenamente, ser poeta...
Arriesgarlo todo...
No limitarse
Arriesgarlo todo...

13 de septiembre de 2008

La Tarjeta

Te confesaré algo, veráz, andaba muy tranquilo por la vida, como se dice regularmente, cuando ella se atravesó en mis inquietudes. La vi, me sedujo, y caí a sus miradas; claro, te diré, la vida con ella no siempre fue placentera, las sospechas de una posible infidelidad no me dejaban dormir, mas yo lo negaba siempre; deseaba estar con ella todo lo que me restara de existencia. Sin embargo, le temí siempre, le tuve, como se dice, su respeto, toda ella imponía con su presencia a donde quiera que fuese. Supe, al poco tiempo de vivir juntos, que debía abandonarla, los amigos, la familia, la conciencia, me aconsejaron dejar de invertir en sus exóticos gustos, pero nunca hice caso, le seguí a donde ella indicara.
Dando tumbos, la idolatré y aunque no sea muy religioso, me siento manchado por sus caricias. Hoy supe la noticia, la fatal, atroz noticia. No de golpe, eso, tengo que agradecerle, sino a cuentagotas; dejó que me diera cuenta poco a poquito. No te mentiré, tampoco en ese momento quise creerlo, pero fueron ciertas mis sospechas de sus conjuras. Al abrir mi cartera en un "Kentucky" lo supe, orden en mesa lo supe, se había marchado de mi vida, me había abandonado en la última sucursal donde estuvimos; entonces regresé al banco, miré en la ranura del cajero automático y ella no estaba. Lo he perdido todo, ella lo ha tomado completamente con su abandono.

(A mi desaparecida tarjeta de Débito)

7 de septiembre de 2008

Tránsito

Detrás los madroños
como un flujo.

Detrás los madroños
como la muerte.

Detrás los madroños
como un recuerdo.

Detrás los madroños
como una contemplación
de nosotros mismos.

de Tiempo Hábil, Madrid, 2008.

4 de septiembre de 2008

1 de septiembre de 2008

En una avenida de Madrid

Todo está listo para el retiro de las fuentes
al rumor que anhelo,
la claridad de las formas
la calma
de los que se avecina.

Todo está dispuesto para el abordaje
y perderme, al fin,
en la meseta.

la pérdida en el encuentro.

de Tiempo Hábil, Madrid, 2008

21 de agosto de 2008

Los Heraldos Negros, de César Vallejo

Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé!

Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte
Serán talvez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivído
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé!

César Vallejo, Antología Poética, Editorial EDAF; Madrid, 1999.

17 de agosto de 2008

Tentativas por construir una poética

XIV

La soledad es una cualidad que debe defender todo poeta, debe buscarla, instalarse en ella y fortalecerse y fortalecerla, no abandonarla sin que le importe cuales sean las consecuencias. El mundo siempre le será hostil puesto que al buscar la soledad a ultranza, se aleja de él, de la idea que se posee de él, y lo confronta como producto de esta desición con su observación detallada, intrínseca y contemplativa. Ser poeta es dar un salto a lo inconsistente para obtener forma en el mundo. Ser poeta es atrincherarse en su soledad, el verdadero poeta no debe cegar su empeño de cuestionar al mundo. El poeta como intelectual puede realizar alianzas con los poderosos, con los otros que le cuestionan su actitud, pero en dichos pactos debe conservar su visión crítica, debe poner en jaque lo dado por supuesto para ahondar en la naturaleza de las cosas y poder hablar apropiadamente de ellas. Y sobre todo, el poeta debe aceptar su condición. La única manera en que quizás el poeta sea moderno en esta sociedad mediatizada es, ser lo contrario a lo moderno.

13 de agosto de 2008

Tu Nombre, de Octavio Paz

Tu nombre

Nace de mí, de mi sombra,
amanece por mi piel,
alba de luz somnolienta,

Paloma brava tu nombre,
tímida sobre mi hombro.

Octavio Paz, Libertad bajo palabra, Ediciones Cátedra, 250, Madrid, 2005

10 de agosto de 2008

NN de Julio Espinosa Guerra

NN

i.

Un viejo que se muere
sin nombre sin memoria sin lenguaje
es Nada para Nadie

Toda humanidad
oculta en el signo mudo
que cuelga de su pie.

ii.

Letra repetida
reflejo errado
que en si misma
no dice nada

Letra repetida
nunca especular
que dice justo
lo que debe.

Julio Espinosa Guerra, NN, Gens Ediciones, Madrid 2007.

7 de agosto de 2008

Tránsito en el plenilunio

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar...
Antonio Machado


En el tránsito la vida se aleja
y vuelve a nosotros como el fulgor
que mes a mes nos arrebata
a la orilla de los ríos;
mas hoy, niego ese repique de las campanas
que al sonar hace volver
aquel mes de las espigas,
las procesiones por calles desahuciadas.

Mi memoria al tránsito se entrega
y no es la misma,
nunca la misma, afuera
no llueve más,
y no hay nadie,
nadie en los atrios,
nadie en las plazas,
nadie en la víspera
junto a los mezquites,
nadie en la fuente espera el plenilunio;
el tránsito continúa,
confunde mis convicciones,
las presencias que nos guían en la cercanía de los lagos;
cuesta abajo pedaleo por los jardines
y al girar en la esquina ando
por estas calles estrechas.

Durante esos días fijos en mi memoria
mi mirada es despojada
del color de los arenales.

En el alumbramiento de las olas
el tránsito viene a nosotros,
asoma sus ojos por las ramas de la Jacaranda
y los ojos son otros, éstos
no poseen la condición,
el color de antorchas estivales
olvidadas como lagunas dolorosas.

El tránsito nos cambia,
nos hace buscar
el canto en los ríos,
al hombre frente al ahuehuete,
aquella noche en que nos encontramos
solitarios frente a la inmensidad.

Tres veces al tránsito imploro
en la escritura del poema
y veo a la joven danzante
y vuelve la fascinación por los días:
yo también danzo
bajo el manto purpúreo;
esa súplica trueca la vida
en otra, la que siento en las ventanas
donde me asomo inquieto de tanto crepúsculo.

No quiero este movimiento telúrico
que dispersa recuerdos,
no deseo olvidar en el tránsito
las horas nocturnas,
mas estas se pierden
sin poder notarlas.

Un día el corazón apenas late
y al otro (ese otro inexorable),
ya no eres tú
el fuego de los campos,
la sombra de los árboles,
el dolor de las ausencias.

El tránsito te ha llevado consigo.

Madrid, España, 2008

2 de agosto de 2008

La Obra de un inspirado

Piedra de Sol es sin duda la obra de un inspirado, como dice Tomás Segovia, una obra "poco corregida" fruto de una inspiración, endecasílabos de un alto valor lírico. Eso lo compruebo hoy al escuchar el poema. Y creo que no debo cegar mis empeños, debo ir más allá, buscar un instante vivo como un pájaro, defender mi porción de tiempo y paraíso, recobrar mi herencia arrebatada por ladrones, volver al principio, romper amarras, romper las cintas y entrar al mundo, dejar de ser un fantasma condenado a cadena perpétua por  amos sin rostro de la meritocracia.

30 de julio de 2008

Acercamiento a Tomás Segovia

Antes que nada, este no es típico post en donde se hace la reseña biográfica de un poeta consagrado, tampoco es un análisis filológico de su obra, ni tampoco es un post en donde hable de la trascendencia histórica de un poeta ni el impacto a nuestra cultura hispánica, por no decir mundial. Nada de eso hay en este post... y sí. Este post es para hablar de Tomás Segovia desde la perspectiva de un pequeño fanático, de alguien deslumbrado por el poeta y por la persona pero me adelanto, así que comenzaré desde el inicio.

Conocí a Tomás Segovia en México, en el suplemento de una revista "literaria" en la ciudad de Irapuato hace ya tiempo. El artículo era una copia de otra revista al poeta por haber ganado el entonces Premio Juan Rulfo (¿alguien se acuerda de la polémica?) otorgado por la FIL de Guadalajara. En este articulo, que aún conservo en Irapuato, Tomás habla de su experiencia como poeta, además de contar con una brevisima muestra de sus poemas. Me quedé deslumbrado por su aparente sencillez, esos delumbres juveniles cuando apenas se comienza en la vida. Posteriormente, tuve noticia de él a través de la televisión. Sí, la televisión. El canal 22 transmitió una reseña de los escritores del exilio español (aqui nació mi confusión, la revista lo pone entre los escritores mexicanos), en el cual destacaba a Segovia dentro de la segunda generación de exiliados y hablaba de sus libros (del que más recuerdo es Anagnórisis) Así, "olvidado" el asunto me encontré luego en la Casa de la Cultura de Irapuato, y en un encuentro de escritores en la ciudad de Moroleón, el nombre de Tomás Segovia en la portada de un libro: Atalía de Racine de Editorial la Rana. En ese momento no sospechaba una de los oficios más cultivados por Segovia: la traducción.

Todo este preámbulo para decir que cuando me di cuenta de que Tomás Segovia daba un recital en conocida libreria de Madrid no dudé en asistir. Ahí supe por vez primera que no importa el tiempo que pase, ni los problemas de salud que se presenten, el poeta sigue sorprendiendo por su sencillez, por esa observación en sus paseos por el parque del Oeste, por las calles de Madrid. Ese oficio cultivado en las cafeterías donde suele escribir. Y sobre todo la musicalidad de sus poemas, música de un tono suave que poco a poco nos va sumergiéndo en una atmófera irresistible, con una claridad increíble. Pero, además el poeta está en plena era digital con su blog, un sitio donde se pueden descargar las antiguas entradas. Conserva un archivo poco pesado y en Word en una sencilla página.




Mira el orden disperso y anegado.
Nada bajo la mano ya palpita
sino el calor mortal de tu caricia.

Y de pronto, en tus labios,
lo que bebe mi sed se hace verdad,
y late insofocable y nos persuade
con mortal evidencia.
(fragmento del poema II de Encarnaciones)

más en: Tomassegovia2.blogspot.com

24 de julio de 2008

Canto del Poeta en Ciernes

Canto de Poeta

3. Tú

A los puertos llegarás cantando
otros ojos, labios impolutos
que te son dados sobre caballos
al proclamar noches y cantos puros.

*3

A los puertos llegas cantando
a los otros labios impolutos
pues te son dados sobre caballos
proclamas de noches y cantos puros.

**3

A los puertos llegas cantando
otros labios impolutos
pues te son dados sobre caballos
nocturnos de cantos puros.


Tentativas por construir una Poética

XIII

Es sabido que los prejuicios detienen todo avance, pero, dentro de ellos, los que más arrastran son los derivados de cuestiones morales y religiosas. La mojigateria no nos permite trasgedir el verso, la idea luminosa que se presenta, tememos su pérfida luminosidad, Baudelaire nos hace temerle con sus satánicos versos, con su placer hierático en el beso de un tierno pecho. Y no se diga por ejemplo algunos de Cortázar, (ya no las ideas de Cortázar), que nos horroriza por su erotismo.
Otro tema es el religioso, no digo que sean malas las creencias, la poesía es un dogma, un acto de fe, sin embargo, ella misma ironiza sobre su actuar, poesía es la que ironiza sobre la poesia y la que no, todo y nada es poesía. En cambio, los dogmas que no aceptan nada se privan y privan del conocimiento de los otros a los otros. Abajo la calavera de los teatros.

21 de julio de 2008

Poetica en ciernes

En los poetas persiste una egolatría, un hablar del "Yo" que a veces fastidia. Si este "Yo" no funciona para otorgar mayor expresividad a lo dicho entonces es egolatría, así como el ensalce de las anécdotas del "Yo". Una perspectiva en tercera persona puede manifestar los pasajes fútiles del poema, la esterilidad de un "Yo" que desea manifestarse por el hecho de ser protagonista. Al igual que el uso excesivo de adjetivos que oscurecen el poema. Es cierto que en ciertos casos estos deben de aparecer en el texto pero no en todos. El uso adecuado de los verbos agilizará el poema tal como lo han proclamado las vanguardias.

19 de julio de 2008

Premios

Ahora que la moda de los premios está más desatada que nunca, tendré que ser un poco vanidoso. He aquí  algunos de los que he obtenido en mi corta trayectoria poética:

  • Premio Internacional de Poesía 2008 convocado por la Asociación Internacional "Amigos de la poética de José Antonio Banda"
  • Primer lugar en el concurso de Poesía "La pluma soporífera" convocado por la Asociación de Vecinos "Puentedeume, 7"
  • Mención Honorífica en el Premio Estatal de Poesía Guanajuato "San Juan" convocado por la familia Banda.
  • Mención honorífica en el concurso "La Pluma de Día" convocado por este Blog.
  • Segundo lugar en el concurso de Poesía "El mejor ladrido" convocado por mi mascota en Irapuato, "Nube".
  • Homenaje a mi obra poética celebrado en Puentedeume,7, el día de hoy.
Notas:
  1. La Asociación Internacional "Amigos de la Poética de José Antonio Banda" tiene abiertas sus inscripciones durante todo el año. Al suscribirse se le enviará a su correo electrónico un kit con un poema personalizado, una foto autógrafa del autor y un carné para imprimirse en la comodidad de su hogar. Aún no se cuenta con algún asociado. Aproveche los descuentos.
  2. La Asociación "Amigos de la Poesía 'Puentedeume,7'" se encuentra en el municipio de Alcorcón, Comunidad de Madrid. Por el momento sólo existe un asociado con carácter de fundador.
  3. La Familia Banda convoca al premio cada año, la condición es ser miembro activo de la familia y tener gusto por las "bellas letras".
  4. El Premio "El mejor ladrido" es convocado por "Nube", por lo regular los concursantes de su especie obtienen el primer lugar.
  5. El concurso "La Pluma del Día" ha sido convocado de sólo una vez por este blog. Los requisitos : todo el mundo los sabe.
  6. Todos están invitados al homenaje de mi obra, al finalizar la presentación degustaremos agua del grifo con ricos hielos de la nevera.

15 de julio de 2008

Tentativas por construir una poética

XII

Lo importante en el proceso de la creación artística es la confrontación con eso que llamamos realidad, el mundo, nosotros mismos, constructores de lo que nos rodea. No habrá texto duradero si esto no se lleva a cabo con la convicción de que los resultados no siempre serán agradables. La verdadera creación surge del choque, de la lenta asimilación, de lo encontrado después del colapso. El creador no puede disgregarse sin tener en cuenta la unidad. No puede perderse en el análisis de los acontecimientos de su vida al dominar su técnica poética, pues debe comprender que él mismo es su creación, debe comprender lo que le sucede en el momento de su interacción con los objetos. El ansía consumista es algo de lo que pronto debe escapar todo creador, del extremismo que enajena y distrae de lo importante: la tensión poética. Las obras no pueden producirse dentro de ese contexto. El poeta no puede ser un consumista a la manera si quiere comprometerse con su obra, si quiere trascenderla, puesto que debe ser otro para ser él mismo, estar atento a los acontecimiento y confrontarlos. Si lo banal arraiga en el creador entonces debe darse por perdido.

13 de julio de 2008

Canto del Poeta en Ciernes

Canto de Poeta

2. Ella

Cerca estuvo ella
como la brisa,
cantata bella,
mas no sumisa.

(La Tercera persona se corresponde con el pasado)

9 de julio de 2008

Tentativas por construir una Poética

XI

La memoria contiene el objeto de nuestras creaciones, o mejor, los objetos de dichas creaciones, pero es al mismo tiempo su límite. Más allá de la memoria no hay nada. Un silencio enorme en el momento de la creación la complementa, pues no existe creación verdadera. En el momento en que la memoria falla, se intuye lo que probablemente sucederá: nada.

4 de julio de 2008

Canto del Poeta en ciernes

Canto de Poeta

1. Yo

Me levanto, camino difuso,
me recuesto en la plaza y sueño
con palacios de pulido suelo
y con mis manos llenas de humo.

(La Primera Persona se corresponde con el Presente)

Poética en ciernes

Si lenguaje quiere decir residencia, entonces al hablar en lenguaje poético se reside en la poesía, se vive en hechos poéticos. El problema, si se desea encontrar un problema, será si el lenguaje que usamos es realmente poético y cuáles son las características de ese lenguaje, que quizás, al definirse, deje de ser poético.

28 de junio de 2008

Revista Andamnios



Navegando por la red, visitando algunas páginas conocidas, me encontré con el nuevo número de la Revista Andamnios. Esta sorpresa fue mayor al percatarme de la publicación de un poema. Así que le agradezco al grupo Andamnios por la publicación. Un tardío agradecimineto, cierto, así que mando una disculpa por ello.

21 de junio de 2008

16 de junio de 2008

Reflexiones de un insomne

Tengo sueño, me estoy durmiendo, los siglos vienen y me aplastan... me aplastan,,,, cuento ovejas... me aplastan...

1.... 2..... 2.... 3.... 4,,,, 10.... 5........................................... 1,000...

.....tengo sueño, estoy aqui pero no siento estar, mis manos levitan, mis pies levitan, mi cabeza, levita, simón el mago levita, me regala el povernir onírico....

(¿dónde me quedé?)

...6.... 7.... 8.... 9....

... Ayer, por la noche, estuve contando alfileres, algunos cayeron en la alfombra y hoy, precisamente hoy, me pinché los ojos al envolver mi habitación....

...Las abejas saltan los valles ... ovejas, vuelos, saltos, ¡murallas!... por todas partes se derrumban las muralas y en ocasiones, como esta, hacen falta...

...10.... z ....11..... zz. ...12....

zzz. z. zzz. zz. z. zz. z. z. zzz. zzzz. z. z. zzz. zz. z. zz. z.

...se hunden mis ojos en el cráneo dolorido... (¿estuve en cama?) ... -.- -.- -.- -.-

...... casa loca: soñé con una cortadora de césped y cuando abrí los ojos (en la oficina), la cortadora estaba ahí, cortando asfalto.......

...13.... 10... 9... 8.. 7... (el círculo se va a cerrar. Yo aguardo que así sea.) ........

..... .... ... .. .

..... el sueño queda............. Yo aguardo que así sea....

14 de junio de 2008

Reflexiones matutinas

Me parece que todo poema encarna cierta dificultad, por lo que todos son dificiles, por ejemplo, la poesía de Sabines tiene su dificultad, pero su forma de usar el lenguaje se acerca tanto al habla popular que parecen muy sencillos. En Sabines, esa es una manera de lograr transmitir el mensaje por lo que hablar de niveles de dificultad, me parece ridículo. Es cierto que esto difiere con el paso del tiempo, unas cosas que ahora se privilegian, probablemente se denosten mañana.

Por ejemplo, el afán vanguardista surtió sus efectos, la ruptura de lo establecido, ¿romanticismo?, pero hoy, esa ruptura ha creado un alejamiento de lectores. En algún artículo leí que la poesía, como oficio, ha evolucionado durante el siglo XX pero sus lectores se quedaron a finales del XIX. Esto puede ser verdadero si notamos que la mayoría de los lectores de poesía prefieren poemas al estilo Bécquer, Darío, Nervo, entre otros. Pero este juicio es subjetivo, lo recojo desde mi perspectiva y de la observación de una muestra no representativa de lectores. Lo que si creo es que: no se puede olvidar al lector durante el oficio del poema, diferente al momento de escritura; debe olvidarse lo que el lector desea encontrar en el poema, el poema debe sorprender al decir; el poeta debe de estimular al lector para que éste pueda comunicarse con su universo particular y posteriormente reflexione su asombro; y el lector debe tener disposición de leer el texto, ser disponible a lo que le pronpongan.

Lo anterior es, claro está, una visión idealista que sugiere, como ya dije, una dificultad en todo texto y que rara vez se cumple. Pero si el lector (sea o no asiduo) logra disfrutar con un sólo verso, el milagro ha sucedido. Y se han perdido las barreras.

2 de junio de 2008

Pérdida de la emoción


La creación literaria es un mecanismo por medio del cual el hombre se enfrenta a sus demonios interiores, digo demonios por nombrar esa masa informe pero podría usar otro concepto. La Poesía es un medio concentrado de búsqueda, sin embargo, parece que ahora se olvidan de ello. Por su naturaleza, la Poesía es pesada y hermosa, todo ángel es terrible escribió Rilke, por lo que entiendo los pocos lectores de poesía. En general existen pocos lectores serios en cualquier género, pero lo que me parece intolerable es la existencia de una difusión al hecho poético como ejercicio de evasión, de ocio; lo digo puesto que es perceptible una proliferación de tipos haciendo psicoanálisis, confesándose sin ningún pudor, creyéndo Poesía lo que escriben; nada más falso. También hay quienes se pretenden sabios e igual, nada más falso. El poema, no por pertenecer a una rama distinta de las ciencias exactas, deja de ser objetivo; el poema debe ser riguroso o no es. Todo esto hace que los pseudo-poetas causen fastidio y provoquen una pérdida de la emoción como dice el título de este post.

El arranque ha sido algunas lecturas de "poétas jóvenes" tanto de México (Guanajuato y sus alrededores) como de Madrid. Es deprimente leer textos plagados de sentimentalismo barato y, sobretodo, anacrónico, parece que viven (en Guanajuato) inmersos en el romanticismo, pero un romanticismo pésimo. En Madrid sucede el otro extremo, la confesión, tontas sabidurías, protagonismo de serie televisiva, vanguardismo estúpido por afán de ser modernos (o postmodernos dirán otros) sin pensar en lo que escriben. Ambos caen en estereotipos "pre-grabados" que continuamente reproducen, malos actores del mundo, que en su vanidad creen estar dentro del parnaso cuando dicho monte es sólo una fantasía de habitaciones pestilentes. Luis Luna en un artículo disponible de manera gratuita en la red ( aquí el link) nos habla de la posible reinvindicación de la Poesía, su rescate de los estériles poetastros como les llamara Efraín Bartolomé.

Los encuentros de escritores deben ser lugares para enriquecer el diálogo crítico, lejos de chismorreos, en esos sitios debe primar el rigor y no el relato de andanzas quijotescas. Debe darse como dice Luis, un nuevo significado a los recitales, revalorarlos, buscar el contacto verbal y no arroparse en grupos sino combatirlos, derribar los cuadrados rídiculos en los que habitamos y buscar el bosque, no por malsana nostalgia campirana, sino por espacio, colmar nuestra sed de espacio en esta mediocridad.

19 de mayo de 2008

MOST WANTED


REWARD: THE HEAVEN AFTER DEATH

Este es un llamado a todos:
se busca libreta Moleskine
contiene palabras de vital importancia

SE RUEGA SU DEVOLUCIÓN

la última ocasión que se le tuvo
fue dentro de mi bolsillo
el viernes pasado.

Poética en ciernes

Revisando mi material, descubrí la pérdida de mi cuaderno de notas, la Moleskine adquirida -un ojo de la cara- a instancias de unos colegas, y en el cual estaba desarrollando mi primer poemario temático. Ahora recuerdo algunas disquicisiones y tengo la certeza de que la escritura no es sinónimo de desahogo, puesto que al ir penetrando en la interioridad, la escritura se transforma en un infierno, lo que supuso un remedio se trueca en horror.

Nada de lo que digo es nuevo, es ya sabido por entendidos y quizás por los no tanto. La experiencia poética es comparable a la embriagez, pero una embriagez terrorífica, como una aparición lunar, súbita en el páramo, como ojos penetrantes en la oscuridad, como la boca maliciosa que sonrie, tú mismo sin deseos en el silencio de la ciudad.

El horror somos nosotros.

9 de mayo de 2008

Cambios en el blog

Como los improbables lectores podrán observar, he realizado algunos cambios en el blog, como lo son: el fondo, la tipografía, etc; no me he quebrado la cabeza, así que usé una plantilla y le agregé la imagen de la representación de la luna para los aztecas: "Metzli".

Otros cambios: Creación de secciones fijas, sigue el diario donde escribo ocurrencias, la crítica, el Taller Poético, pero ahora se añaden las secciones "Poética en Ciernes" y "Recitales" más las que se den en el camino, así la sección de Poesía se adelgaza y especializa.

Otra noticia: He agregado un enlace importantísimo en el menú "otras letras", el Blog del Poeta Leganés (así le gusta decirlo) Francisco Cenamor llamado "Asamblea de Palabras "quién da una reseña breve de este blog (por lo que le debo un par de euros o una coca-cola):

Una curiosidad en la que quizás no reparo "Cena", el título del blog, ese sí lo dejo como adivinanza, mala por ser muy fácil. Bueno sin más que contar, "Hasta Ahora" (típica despedida en España con el contraste "Futuro-Presente")

30 de abril de 2008

Buscando una voz

Y nada de lo conocido me confortó: los edificios cayeron y en los destrozos nada comprendí. El lenguaje, mi lenguaje, se destroza como estrella cataclísmica, abertura hacia lo que desconozco.

Espero el nuevo orden...

24 de abril de 2008

A mi lado

*****
A mi lado deambulan
sin ruido, los noto
reptar por mi torso.

A mi lado andan
aquellos náufragos
heridos por carteles
indiscretos.

A mi lado permanecen
los dolientes;
no puedo mitigar su pena,
lloran por mí.

Madrid, 2008

**********
A mi lado deambulan
sin ruido, los noto
en mi cuerpo
.

A mi lado andan
aquellos náufragos
heridos por carteles
indiscretos.

A mi lado permanecen
los dolientes;
no puedo mitigar su pena,
lloran por mí.

Madrid, 2008


*Pueden ver la evolución de este poema en el post anterior

23 de abril de 2008

Días Hábiles

2

A mi lado pasan
sin hacer ruido, los siento
tocar mi pecho.

A mi lado andan
aquellos que creí náufragos
y desfallezco
frente al muro
herido de carteles.

A mi lado, ahora,
pasan los dolientes,
no puedo aligerar su pena,
ay, lloran por mí.

2*


A mi lado pasan
sin hacer ruido, los siento
tocar mi pecho.

A mi lado andan
aquellos que creí náufragos
y desfallezco
frente al muro
herido de carteles.

A mi lado, ahora,
pasan los dolientes,
no puedo mitigar su pena,
lloran por mí.

2***

A mi lado deambulan
sin hacer ruido, los siento
tocar mi pecho.

A mi lado andan
aquellos que creí náufragos
y desfallezco
frente al muro
herido de carteles.

A mi lado
andan los dolientes,
no puedo mitigar su pena,
lloran por mí.

2****

A mi lado deambulan
sin ruido, los siento
tocar mi pecho.

A mi lado andan
aquellos que creí náufragos
y desfallezco
frente al muro
herido por carteles licenciosos.

A mi lado andan
los dolientes,
no puedo mitigar su pena,
lloran por mí.

2*****

A mi lado deambulan
sin ruido, los siento
tocar mi torso.

A mi lado andan
aquellos que creí náufragos
frente al muro
herido por carteles indiscretos.

A mi lado andan
los dolientes;
no puedo mitigar su pena,
ay, lloran por mí.

Madrid, 2008

20 de abril de 2008

Días Hábiles

1

Numera estrellas la noche.
No posee la intuición
brillar aún no puede.

1*

Numera estrellas la noche.
No posee la intuición
que brillar no puede.

1**

Numera estrellas la noche.
No posee intuición
brillar no puede.

29 de marzo de 2008

Colaboraciones


Pueden ver en la edición de esta semana el relato "Ejercicio Nocturno" en el suplemento "Expresso" del El Correo.


De Poetas y otras cosas

Hace tiempo que no escribía, digo tiempo porque rompí la habitualidad de escribir con cierta regularidad. En este tiempo me he acercado a los Poetas Luis Luna, Francisco Cenamor, Paz Cornejo y Eva Díaz, principalmente a Luis al que le debo atenciones, lecturas, recomendaciones, lecciones y su paciencia, su entusiasmo por mis poemas, por mi poética incipiente llena de claroscuros, por su magisterio, especie de escuela, apoyo fraternal y guía.

Pero no sólo bandazos en poesía han sucedido durante estos días, también en mi vida, en este curso caótico que vine a realizar, el escolarizado, el vital. Una rutina que me engrandece y me carcome. Es cierto que aún busco ese poema que me asombre entre la juventud madrileña, ese poema que me dé la sacralidad reafirmante, pero eso ya no existe aquí, al menos no aquí. Mi raciocinio ya no es un sol cegador, ya no es esa inquietud lúcida. Ahora es un plenilunio que esconde mucho más de lo que anuncia. Estoy a la espera de ese poema que he intentado escribir, de esas técnicas innovadoras que me ayuden a decir lo que realmente quiero decir, ese llamado interno que le dé a mi espíritu los sablazos precisos.

Mi vida en España es otra vida y lo que soy ahora no lo seré más, jamás seré lo que fui. Mi presente eterno termina en España, en sus ciudades petrificadas de historia, en sus ciudades convulsas de tanta historia, en la sacralidad de su historia. En esa apostasía que es su historia. Quedan las ciudades, lo que espera, el múltiple Madrid, el decadente Madrid, el esplendor de Madrid, el glamuroso Madrid, el pedante Madrid, el Madrid intelectual, el emocionante Madrid, Madrid.

14 de marzo de 2008

Work in Progress: Safo


Gabriel Zaid, en conocida revista, transcribe un poema griego de Safo. Luego da una breve explicación etimológica de las palabras que conforman el poema y hace una traducción, dice, lo más fiel posible al sentido griego.
Yo, tentado por el ejercicio de Zaid, me propuse hacer una traducción. Confieso desconocer la lengua griega.
Comenzaré primero con la traducción "fónica" de Zaid y luego transcribiré mis intentos elaborados bajo el influjo de Be my Baby de las Ronettes:

Dédyke men a selána
kai pleíades. Mésai de
nýktes. Pará d'érjet óra.
Ego de móna kateudo.


Traducciones:
1.

Se ha ocultado la fulgurante luna
junto a las pléyades. A medianoche
pasan las horas.
y yo, sola, me acuesto.

2.

Selene se desvanece
junto a las pléyades

Es medianoche,
pasan las horas.
Y yo, sola en mi cama, me acuesto.

3.

A la mar la luna
se oculta junto a las estrellas. 

Es medianoche,
pasan las horas
mientras me acuesto, sola.

4.

La luna se oculta
junto a las estrellas, en la mar

Es medianoche
y pasan las horas
al acostarme, sola.

5.

La luna se oculta
con las estrellas, en la mar

Es medianoche
y pasan los momentos.
Yo también me acuesto, sola.

6.

La fulgurante luna se oculta
junto a las estrellas. Es medianoche
y pasan las momentos.
Yo también me acuesto, sola.

7.

La luna se oculta
con las estrellas, en la mar

Es medianoche
y pasan los instantes.
Yo también me acuesto, sola.

8.

Zaid escribe:

La luminosa luna
y las pléyades
se han metido en el lecho
del mar. Medianoche.
Van pasando las horas
primaverales
y yo sola en mi lecho.

9.

Zaid:

La luna se mete al mar
y se lleva a las estrellas,
y yo me voy a quedar
mirando al cielo, sin ellas.

y finalmente 10.

Zaid:

La luna apagó la luz
con las pléyades se acostó;
y, a oscuras, pasan de largo
las horas, la noche y yo.

El Recital

el miércoles pasado tuve mi recital, me fue bien. Sin embargo, no estuve contento con mi desempeño, pienso que debo buscar más la palabra, la imagen que declare la emoción que siento en mi interacción con los objetos, mis esfuerzos por conocer la esencia de esos objetos. No deseo una poética que relate los detalles de mi vida, en ese sentido, no seré mi biográfo. Tampoco quiero gritos hilarantes, quiero poemas que sean un ejercicio de búsqueda, un trabajo continuo de instrospección y si alguno de mis versos es capaz de alumbrar un instante la vida de alguien más, estaré contento, tanto como el mismo verso lo hizo conmigo.

10 de marzo de 2008

Poética en ciernes

y entonces el profesor arrojó mi poema a la basura y, tiránico, me dijo: "Sé honesto". ¿Qué la poesía se nutre de honestidad?, le respondí. No lo creo, -insistí mordaz, existen tantos que escriben por vanidad, que escriben para tener un público cautivo, lo amordazan, no lo dejan pensar y, si se atreven, lo espolean para que los demás los miren como subversivos, dichos poetas son exitosos, por tanto, no, la poesía es sólo un juego de palabras.

y el profesor levanta la mano y me da una tunda con el borrador; lo miro con enojo por lo que continúa dándome con la regla: "¡tome!!tome!, !eduquése!,!piénse!".

Regreso a casa lleno de moretones, me escabullo rápido a mi habitación para que nadie me mire y me tiro en el suelo todo dolorido y duermo hasta tarde.

3 de marzo de 2008

Nuevos horizontes

Es claro que para todo hombre existe un momento límite: éste es el mío. La obsesión poética debe finalizar. Me he disgregado, me he dispersado en brumas que no me permiten observar los acontecimientos de manera objetiva, pero sobre todo, no me han permitido lograr a corto plazo mis objetivos.

Este es un sueño que nació en una fría oficina de Irapuato, sueño que maduró, que quema duro, en otra de Guanajuato. Un sueño que se ha convertido en realidad aunque a veces toma tintes de pesadilla. Es mi culpa, claro, no hay otro culpable en este drama.

Si en el pasado tuve éxito, ¿por que no he de repetirlo?

26 de febrero de 2008

Algo falta


Uno

Es claro que todo cambia, que lo único constante es el cambio; pero qué dificil es adaptarse a él. Pierdo a cada paso mi pasado. Leí hace poco que el hombre maduro es aquel que pierde lo anterior para mutar en otro, aceptar ese cambio y dejar que se pierda. No sé si sea inmadurez, pero yo me resisto a perder. Me gustaría que ambas partes ganaran; mas nunca es así.

Dos

En el departamento existe un gran ventanal que da a la avenida de los Castillos. Desde ese punto observo a la gente pasar, moverse. De noche observo el lento movimiento estelar, los rasgos del edificio de la otra esquina, entonces una sensación me dice al mismo tiempo "ven, ven" y allá que voy y allá que me despeño.

Tres

La música de Frank resuena por la mañana en mi cabeza cuando voy al trabajo, pausada como el tren que se detiene en cada estación. La escucho hasta llegar a la oficina y decir "buen día", luego sonrio y me siento y pongo los codos en mi escritorio y pienso.
De vuelta a casa, leyendo con mucho esfuerzo algún libro en el trayecto, pienso en llegar pronto y tomar un descanso de media hora antes de comer, luego enciendo el ordenador/computadora y reviso el material pendiente y tomo notas y luego me distraigo: algo falta, siempre algo falta ¿Dónde está, dónde que no lo encuentro?

Cuatro

Muchas veces abandono la investigación y me pierdo en tonterías, en lecturas con las cuales quiero llenarme, sentir ese vértigo que no consigo. También sé que no me esfuerzo demasiado, que me aletargo, que me disperso. Y busco nuevamente y sé que necesito más entrega, que necesito más pasión en lo que hago y comienzo una vez más y entonces se hace tarde, es hora de dormir para levantarse temprano al día siguiente.

Cinco

Por la mañana olvido todo lo que pensé del día anterior y entonces regresa Frank y vuelvo a sentir esa pesadez en mí.
Algo falta, sé que algo falta, ¿dónde estás, dónde que no te encuentro?

24 de febrero de 2008

20 de febrero de 2008

Poética en ciernes

No es que la poesía sea desdeñosa, es que no es a ella a quien pretendemos poseer. En nuestro delirio creemos tener sentimientos por ella, pero en realidad es hacia nosotros. Todo lo que pensamos, lo que creemos pensar, no es debido a ella sino a lo que nosotros poseemos, nos pensamos a nosotros mismos creyendo que idolatramos la Poesía. Por eso, dominados por una neurosis lo que atraemos en realidad es la imagen o representación de nosotros mismos, no a la Poesía. Al convocarnos como instrumento nos delineamos de tal manera que lo único que pasa por nuestra mente son las actitudes que tienen tales formas, formas se derivan de nuestro ego y no de la poética que queremos percibir, puesto que, la poesía escapa a la lógica y al entendimiento dado por el ego. Éstos, la lógica y el entendimiento, son limites para la percepción poética y al usarse lo que recibimos son nuestras actitudes mundanas.

19 de febrero de 2008

Poética en ciernes

Al cabo de mucho tiempo las ondas sonoras fueron introduciéndose en mí colmando cada rincón vacío. Fue un error haber querido poseer otro ritmo. Ahora que escucho otra melodía, sé que no debí caer en la desmesura. Sólo miré enormes letras, signos, pero no una voz, una verdadera voz. No la vi a ella, como diría JRJ, mire sólo su ropa elegante, su mirada seductora, pero no a ella. Ignorante de los hechos creí que cuanto más le obsequiase con mayor gusto ella vendría a mí. Pensé que cómodamente vendría a mis brazos y seríamos felices, ella en mí y yo en sus cuerdas. Nunca comprendí su alejamiento. Mi obsesión por ella era evidente a los demás, no para mí que seguía cortejándola con juegos grotescos.
Así la poesía se aleja. Y he comprendido que no debí agobiarla, no debí forzarla. Mi relación con ella, debe ser agradable, natural, para que como dos amantes embriagados descubramos la intuitiva palabra que nos vuelvan a reunir.

18 de febrero de 2008

Poética en ciernes

Hace días me sentí asfixiado por unos versos sosos, muy de "la calle", a tal grado que me puse a reflexionar el por qué de la poesía, el significado de ser poeta, pues muchos antes que yo se han preguntado lo mismo y han dado con respuestas diversas, algunas desde luego drásticas: el poeta no vale para nada pero le da significación al mundo, el poeta es un rebelde por naturaleza y sin él el mundo no se puede renovar.
Legados de la tradición romántica según Paz. Sin embargo, creo que ahora el poeta vive sin la necesidad de crear personajes ficticios ni poses. La pose es un artificio del hombre, una máscara, somos lo que creemos que somos. Eso me hizo pensar en un poeta que ha escrito no versos miserables, pues es admirable la emoción contenida en esas letras, pero no demasiada. No existe en ellos la tensión que rompa la temporalidad. Las líneas siguen tirando hacia delante y me aventuro a decir que no existe el poeta de esta generación que nos revele aspectos desconocidos de nuestra vida.

15 de febrero de 2008

Poética en ciernes

A veces me pregunto si vale la pena continuar machacandose los ojos, los dedos, los labios. Si destruir un mundo para crear otro vale la pena. Mi duda persiste pues no encuentro un concepto válido, una emoción válida en esta realidad imperante donde lo banal se multiplica por cientos y en donde la intertextualidad se mezcla con la confusión, pero a la vez, estos tiempo son tiempos muy interesantes porque son tiempos en donde el mundo cambia y no sabemos la dirección que tomará, los modelos cambian con rapidez fascinante pero no se establecen vencedores. Estos tiempos son buenos tiempos para la sabiduría, para la reflexión, para la poesía intensa, atemporal, lúdica. Preguntará alguien si éstos son buenos tiempos, para qué machacarse los dedos, diré entonces: por que este clima lo propicia, el aturdimiento de los sentidos, la mala poesía que siempre ha existido.

La gran cultura de la humanidad ahora es la pobre cultura burguesa democrática, que si bien hace crecer naciones, es la que nos sume en la mayor ignorancia. ¿Existe otro método, otra forma de organización? Creo que la hay, tengo una percepción de que existe.

La poesía es el medio por el cuál busco.

3 de febrero de 2008

En memoria de José Rangel


Ahora quiero contar algo antes que lo olvide, quiero escribirlo aquí por si acaso alguien lo lee. No sé si tenga lectores o no. No sé si ésto sea importante para el mundo; pero para mí lo es. Quiero contar algo que me dijo hace meses, o días, u horas, acaso hace unos momentos, José Rangel Acosta. Uno de los últimos hombres que amaban de forma auténtica el campo, allá en San Juan de Retana. El iniciador del templo que ahora se construye de forma perpetúa, el que se fue a los Estados Unidos durante 20 años y que todos creyeron que no regresaría pero que nunca descuidó a su familia. Hombre de excesos, de contención, de temple. Diestro en el juego de billar hasta que se fue la juventud. El que jugaba por una bebida, el que emprendía todo oficio por unos dólares. Alguna vez me dijo que nunca desestimará trabajo alguno, porque el hombre siempre debe fraternidad a otros hombres..Él me enseñó a que la familia siempre era primero. Ese hombre me contó anécdotas tan sorprendentes cuando me vio partir.
Hablo de mi abuelo, mi papá José, o pa'José, como le decíamos todos en vida. Ese hombre daba todo de sí para el templo local, ese lugar en donde que no fue velado. Aún recuerdo cuándo le pidieron más tierra y la gente le lanzó improperios y él no les dijo nada: sólo cedió las tierras. Cuando le pregunté por qué lo hizo, me dijo dos cosas: "Era para el templo y Dios dirá". Me decía: "p'a que enojarse, eso hace daño". Tantas cosas que hoy recuerdo de golpe. Y como dice Jorge Manrique: "cómo, después de acordado/da dolor".

Tan lejos de él y no pude despedirme.

Mi abuelo falleció el pasado Miércoles y hasta hoy sábado me he enterado, descanse en paz.

23 de enero de 2008

Ideas vagas sobre el mundo posmoderno

Hace días conversaba con un amigo acerca del papel de la poesía, del arte, del hombre y hacia el final de la conversación él mencionó el llamado espíritu del hombre posmoderno. En ese momento no entendí lo que me quiso decir, pero no lo pregunté porque me urgía conocer otras respuestas. Sin embargo al regresar a casa, recordé que esa era una pregunta importante por lo que le envié un correo electrónico y me contestó diciéndome que se refería a la voracidad individualista del hombre, su arrogancia, lo banal de su ocio y su desmesura por querer convertir al arte en ocio, en mero placer momentáneo, todo con carácter mercantil. El hombre como transacción.

Recordé vagamente algo de Octavio Paz donde dice que el hombre posmoderno no puede definirse como un ser más allá de lo moderno, es decir, más moderno que la misma modernidad. Esa duda es persistente en mí. ¿Nuestra época puede ser más moderna que la anterior? Corominas nos da una idea de la palabra modernidad, que es precisamente lo que sucede ahora mismo. ¿Puede existir la palabra posmoderno? ¿Puede pensarse siquiera en algo que sucede más allá del instante en que sucede, haciendo referencia a lo que sucede actualmente, opuesto, claro, a lo anterior y sin tocar ya el futuro, sin la idea de progreso?

Sólo vaguedad, eso es lo único que podemos obtener, podría decirse, sin embargo, que sí el hombre posee ahora un espíritu distinto al época moderna, entonces este tipo de hombre nuevo es más brutal, cosa que nos llevará a lo que dijo Sabines: "el hombre se traga al hombre" en su famoso poema.

18 de enero de 2008

Noticias desde los castillos

Hace días tuve otro recital en el barrio del Pilar. Hubo pocas personas. Sin embargo, para mí, el evento fue una experiencia importante. Los escasos asistentes me preguntaron cosas como si yo fuera un gran poeta. También señalaron la sonoridad de mi poesía y de un cierto americanismo del que no tengo noticia. Con nadie debato, sólo escucho con atención todo lo que me dicen. En mis recitales he procurado leer mis textos y atender el impacto que causan en las personas. No lo hago con la finalidad de escribir para ellos. Reitero que no escribo para la gente o para comprometerme con los gustos de la gente, escribo lo que me inquieta al contemplar el mundo y a mi mismo. Bien, escucho y sigo atento a las impresiones de los demás para conocer lo que les asombra de mis textos, qué sensaciones les produce y, así, pulir mi escritura. Ellos han colaborado en ésto sin chistar. Puedo asegurar que les emociona que sea así.

14 de enero de 2008

10 de enero de 2008

Ejercicio Nocturno

He comenzado los primeros trazos, tomo un sorbo de la helada taza del café cuando ella llama a la puerta: sé que es ella por que siempre comienza muy quedito y luego agrega nudillos en su insistencia. Dejo mis trazos pero antes de abrir me detengo en la cocina, no puedo recibirla así, por lo que me limpio el rostro y preparo más café, luego me dirijo a la puerta y frente a su brillante color de árbol petrificado medito en el por qué de su elección. Muchos, mejores que yo, le muestran su afecto con grandes promesas y lujosos obsequios pero no sé por que razón ella prefiere buscarme. ¿Qué ha visto en mí? Carezco de dinero, de preparación académica, de un empleo de larga proyección. Interrumpe mis pensamientos su llamado. La puerta, toda, retumba como si su corazón quisiera traspasar su pecho para buscar el mío.

La cafetera comienza a silbar, cambio el hielo de mi taza y miro un punto de la pared que a su vez me mira. Ella insiste, escucho sus llamados en cada rincón de la casa. He de aceptarlo: quiero verle pero temo nuestro encuentro. ¿Qué pasará si la dejo entrar? Y un fuerte dolor en esa parte de la cabeza que se inflama cuando dudamos me obliga a tomar una decisión. Me acerco a la puerta. Abro y me embiste como la ola en el océano a los navíos. No puedo levantarme, ella me sujeta firme en la profundidad de mi cuerpo... Nada puedo hacer salvo observar lo escrito en la página.

Alcorcón, 2008

8 de enero de 2008

Sin salida















"La creación poética conforma, en la mayor parte de las ocasiones, una trayectoria que acaba absorbiendo por entero al poeta. Los poemas definen facetas de un pensamiento propio, los poemarios constituyen parcelas de la realidad conquistadas por medio de la poesía. En un proceso de continua inteorización, de enfrentamiento entre las revelaciones a que conducen los signos poéticos y el mundo exterior, en el que, necesariamente, tiene que habitar el poeta."

"[Los] límites del espacio y del tiempo, que pueden ser trascendidos a través de la configuración de un sistema de conocimiento específico, sostenido y propiciado por la escritura poética. Se trata de vivir por la poesía, de pensar por medio de ella, de articular un conjunto de nociones de las que, al final, puede emerger, a veces, una personalidad poética llena de contradicciones."

"No todos los poetas, por supuesto, pueden gobernar su destino literario con un rigor tan absoluto; por lo común, el poeta, conseguido un preciso nivel de conocimiento, explora las dimensiones en que su vida se desenvuelve y analiza los objetos, los sentimientos, los valores de ese mundo [en el que vive]; pero raras veces, trata de traspasar las fronteras de esa creación para ir más allá de la poesía creada; en parte, porque el poeta no logra alcanzar ese grado mínimo de teorización que necesita para comprender lo que le está ocurriendo a él, como ser concreto, cuando está sometido a la tensión creadora del esfuerzo poético."

"La poesía constituye, entonces, una indagación del ser, supone un adentramiento en la conciencia humana, una súbita revelación de los móviles y de las razones últimas sobre las que la persona sostiene su especifica individualidad. Por medio de la poesía, el poeta puede llegar a conocer su alma, puede adentrarse en su subjetividad y expandirla en tantas variaciones para vivir y existir."

Fernando Gómez Redondo

5 de enero de 2008

Creer, sólo creer















Uno
Hace unos días ha terminado un ciclo, le veo irse despacio, con cierto recelo; no quiere irse, pero es tiempo de decirle adiós.

Dos
Estas últimas semanas han sido de exceso, un exceso sí reconfortante, de conocimiento; pero estoy cansado.

Tres
A la orilla del mar intuí el cambio, el claro final del sitio. Todo sucedió  en el mar, ¡sólo la mar!, diría Alberti. No es producto del azar haberme encontrado con Marinero en Tierra antes de llegar aquí.

Cuatro
Ahora pienso que lo importante es creer, tener la sensación de que se puede, de que es, de que será posible alcanzar todo.

Cinco
La Poesía es un intento por conocerme a mí mismo. A la vera de ese conocimiento me asusté y dudé y en la duda me perdí. Por ese conocimiento dudé de mis palabras, de todo. Pero la Poesía reclama un golpe de timón.

Yo reclamo. Ella reclama. El todo reclama.

Seis
Quiero avanzar sin duda alguna. Esa es la nueva poética, acaso la más verdadera, la pieza importante en la elección de este destino. Destino del que no pretendo escapar nuca. Destino del que no me siento atrapado. Destino que es lo mismo que mis ojos: visión. Destino que he elegido con total soberanía y será, paso a paso, un verdadero salto mortal.

Siete
Creer. Es lo que necesito. Creer. Tener la seguridad de que el olmo sagrado crece en el bosque. Creer en el todo como cree el lector contemporáneo de mitos antiguos. Creer. Sólo eso. Creer.