18 de noviembre de 2008

Work in Progress, al salir del cine

1
Ya no existe el futuro. El presente es tan abrumador que no podemos soportarlo, como lo dice Eliot. No podemos soportar el exceso de realidad. El futuro es ahora una palabra, un concepto, imagen radical: violencia. Hoy nada es aceptado. Eso es lo único certero. La idea del mundo no se basa en el progreso sino en la muerte. ¿Cuáles certezas? Nada hay en lo económico, o laboral, o familiar. Nada junto al juicio devastador de la física, o de la medicina, o de la misma tecnología a quien se confió el porvenir. Todo es bruma. Pero los monstruos ya estaban dentro.

2
La salvación está en el arte, en la Poesía. El poeta, con su particular visión del mundo, encuentra esperanza, certeza, un significado en la carencia. La poesía interioriza al mundo. He aquí la desmesura de la fiesta:  correrías y correrías, un ansía por lo ágil no ha dejado carentes del ideal estético. Lo grotesco reina, establece leyes: caos.

Lo fundamental es la búsqueda de significados. Una búsqueda que no devuelva la emoción. No cualquiera  (estamos cansado de las fiestas hedonistas), sino una elaborada de pureza. En la Poesía el significado se encuentra en estado puro, por tanto, para liberarnos, habrá que ir hacia ella.

2 comentarios:

nattmørker dijo...

O tal vez ni el presente existe... Finalmente, de acuerdo a la interpretación de Copenague de la física cuántica, la realidad solo existe cuando la medimos... asi que tal vez el arte es dejar de medir la realidad, negarse a esa opción de percepción y concentrarse en "algo más".

Hace rato que no pasaba a dejarte comentario, bueno, pero aqui andamos. SAle chido, a ver si nos vemos pronto!

Athkiel Kenobi dijo...

El mundo existe porque tu lo imaginas, somos artistas y por eso creamos mundos. Realidades alternas a la nuestra, mostrando opciones a un mundo roto, o rompiendolo aun más.

Siendo espejo del espirítu humano. Y tratando de dar un respiro a la realidad mundana.

Feliz viaje Doc!