24 de diciembre de 2008

Working Progress, a la deriva

1
En
este instante todo puede suceder,
debajo del puente el río mece mis ojos
y adormece mi ceguera de raíz.
En este instante todo puede suceder,
me encuentro en el mismo sitio, buscando
a la que continuamente se escapa.
En este instante todo puede suceder,
me dirijo de un punto a otro, pero no sé
por qué razón me mantengo en pie.
No puedo detener estas palabras
que obstruyen el cierre de mi equipaje.

2
Todo
en este instante puede suceder: el río mece los ojos
y mi ceguera de raíz se adormece.
Todo en este instante puede suceder: estoy en el mismo sitio,
buscando a la que continuamente se escapa.
En este instante todo puede suceder: voy de un punto a otro,
pero no sé realmente por que me mantengo en pie.
Todo en este instante puede suceder:
los mares obstruyen el cierre de mi equipaje.

3
En este instante todo puede suceder:
el río mece en sus brazos los ojos
y adormece mi cegera de raíz.
Estoy en el mismo sitio, buscando
a la que continuamente se escapa.

En este instante todo puede suceder: voy de un punto a otro,
pero no sé realmente por que me mantengo en pie.
Y ya lo lamento.

Todo en este instante puede suceder:
el óxido obstruye el cierre de mi equipaje.

4
En este instante todo puede suceder:
el río mece en mis brazos sus ojos
y adormece mi ceguera de raíz.
Estoy en el mismo sitio, buscando
a la que continuamente se escapa.

En este instante todo puede suceder:
voy de un punto a otro, pero no sé
realmente por que me mantengo en pie.

Todo en este instante puede suceder:
el óxido obstruye el cierre de mi equipaje.

1 comentario:

Athkiel Kenobi dijo...

Las emociones nos ayudan a navegar por la vida, pero el timón principal es la razón.

Saludos Doc,