16 de diciembre de 2007

Tentativas por construir una Poética

IX

En Poesía avanzamos hacia la luz por medio de intuiciones y simultáneamente convocamos con palabras esos pasos. Pero la sola intuición no significa avance, debe existir un esfuerzo del hombre para penetrar en sus profundidades, para buscar la rama dorada y aventurarse en el bosque o laberinto y dar muerte al Minotauro y sólo así asignar nuevos significados a las cosas. El mundo resonará en nosotros cuando los significados cobren un estado salvaje, lejos de lo común.
Pero ese mismo mundo trastoca siempre a las cosas con rapidez, las vuelve comunes. El poeta, el verdadero poeta, se opondrá a ese sacrificio, a esos cambios sin conciencia. Es un rebelde, toma una postura ante el todo. El Poeta debe guiarse por la intuición. Así avanza. En su pensamiento sólo debe existir la idea de la caza perfecta. El número de intuiciones será proporcional a la hondura de su ser.

X

Ahora se pretenden poemas cortos que exaltan cualquier asunto, y si hay critica en ello es por lo exagerado del canto, sin embargo, con esa crítica se está dentro del mismo campo criticado. La Poesía no puede ser sólo abstracta, tampoco totalmente sensible, no se puede apartar del mundo sensible que desata la visión, tampoco puede adherirse a él por completo, se debe ir penetrando poco a poco, lo concreto se universaliza en el poema, pero también las abstracciones del pensamiento encuentran su destino por medio del ritmo verbal.
Se opina de forma general que estos preámbulos fastidian y son nada frente a lo profundo, pero son los preámbulos el inicio de la profundidad en donde conversaremos con los antiguos, con todo.

2 comentarios:

P. dijo...

Tal vez se trate también de desconfiar de la inteligencia. Me ha gustado mucho el texto que has publicado en Dulce Arsénico. Bueno haber encontrado tu blog.

CUCHHHI dijo...

saludos hermano hecho de poesía.