21 de enero de 2011

Nostalgía de horizonte


No existe más dolor, sólo tú,
no existe más pesar, sólo tus brazos
largos como la sombra,
reconócelo al mirarte,
al observar a los insectos al ras del techo
fundiéndose en los focos.

No hay muros que saltar,
sólo existe el viento, la lejanía,
el horizonte que te indaga.

Madrid, 2008

5 comentarios:

Paz Cornejo dijo...

Me encanta eso de "No hay muros que saltar" Me parece más desgarrador que un millón de batallas

Joaquin dijo...

¿Poema de amor? ¿Poema de desesperanza? Pero poema y belleza al mismo tiempo.

Joaquin

Josefina dijo...

Sin palabras ..me dejarías compartir el link de tu blog en mi muro?
creo firmemente que mas gente debe ver lo que escribes

Sigue :)

José Antonio dijo...

Hola Josefina. Me siento honrado por tus palabras. Claro que puedes.

Saludos.

nena dijo...

José, maravillosa poesìa.
Un enorme abrazo