16 de noviembre de 2006

Aforismo de literatura

He leído los aforismo de literatura de William Stevens y me han sorprendido, más que la primera vez que los leí y comenté con Fernando Robles en Irapuato. Uno debe obtener experiencia para plasmar la realidad en toda obra, el propósito será amar a la poesía, descubrir la vida porque como dice William Stevens "El propósito de la poesía es hacer que la vida sea completa en si misma".

En la poesía de Juan Ramón Jímenez se haya algo sencillo, pero que comulga con el lector y hace eco en sus recuerdos y revela algo de ellos que parecía no haber estado antes porque la poesía es una purga de lo malo en el hombre, el error como dice Stevens, todo poema debe acometer contra el mal habido en él, sólo así se puede perfeccionar, al lograrlo se renueva la experiencia sensible pues la vemos libre de distorsiones y otra realidad aparece como dice: "Es la vida lo que intentamos obtener en el poema".

Así, por ejemplo, uno puede leer a Rimbaud y parecerle confuso, dificíl de digerir, -toda poesía pretenciosa rompe esquemas y es dificíl por ser rebelde a las normas-, pero potencia ciertos aspectos de la vida, en la poesía de Rimbaud, podemos ver como manifiesta lo dicho en "La carta del vidente" y William Stevens en el siguiente aforismo:


"El poeta es el sacerdote de lo invisible"

1 comentario:

Athkiel Kenobi dijo...

A final de cuentas la poesía y la prosa son el reflejo del alma de quien la crea, y si hay versos complicados (ej. Shakespeare) que requieren de estudio y lectura detallada para poder comprenderla.
También hay prosas confusas (ej. Hesse) donde la verdadera intención del autor se descubre tras varias lecturas a veces no de toda la obra, si no de un solo parrafo, siguiendo con el ejemplo de Hesse, en Lobo Estepario, el 80% del libro parece inútil y sin llegar a nada, solo al terminar de leerlo y tal vez leerlo en una segunda ocasión, se llega a la comprensión total del mensaje de Hesse.
Al final de cuentas el que una obra (verso o prosa) sea digerible, depende en gran medida de la experiencia del lector, no en si de su preparación profesional, si no en que tanto ha leido, que autores, cuanto tiempo tiene leyendo y a veces, si ha estudiado poesía o puso atención a sus clases de español en la secundaria ;)

Saludillos,

Atte, La Envidiosa.

Cuidate Doc.